Hace unos días  tuvimos la noticia que un grupo de científicos, que trabajan con el Telescopio Fermi de la Nasa, ha descubierto dos burbujas que emergen del centro de la Vía Láctea. Las burbujas -dijeron los investigadores en la Revista The Astrophysical Journal- se extienden por más de 25.000 años luz hacia el norte y por más de 25.000 años luz hacia el sur de la galaxia y contiene energía equivalente a la explosión de 100.000 supernovas. El origen de estas burbujas es, por ahora, un misterio.  Se baraja la posibilidad de que sean alimentadas por una ola de nacimientos o muertes de estrellas que se está produciendo en el centro de la galaxia. Otra opción es un gigantesco “eructo” proveniente de un agujero negro que, se sabe, existe en el centro de la Vía Láctea.

Este descubrimiento nos permite reafirmar , según la Teosofía, que la “energía en equilibrio, es salud física, emocional y mental" pues, evidentemente, estas burbujas actuarían como catalizadores dentro de la galaxia con el fin de mantener el equilibrio de la Vía Láctea. Esto ya lo enseñaban muchos siglos pasados los grandes Maestros del Conocimiento Trascendente, cuando explicaban -dentro de los principios de la “Biología Celeste”- lo que dice el precepto hermético: "lo que es arriba, es abajo", es decir, lo que ocurre en el macrocosmos es similar a lo que ocurre en el microcosmos; o viceversa.

Pero ¿Qué es energía?

5 explicaciones acerca de la energía

Grecia

El término energía proviene del griego  energes, que significa “activo”, que hace referencia a actuar, que a su vez deriva de la palabra  ergon, que significa “obra”.

Es decir que para los griegos energía es aquello que actúa, que produce efectos. Esto es aplicable tanto a la energía del mundo externo o físico, como para el mundo interno,  o metafísico. Todo es energía. Aun el Alma sería energía en un estado incomprensible para el ser humano.

Ciencia

Einstein, demostró la sustancial identidad entre energía y materia. Para él la materia es energía en estado de condensación y la energía es materia en estado radiante. La física reconoce cinco estados de materia-energía: sólido, líquido, gaseoso, electromagnético o radiante y plásmico. El estado electromagnético o radiante se desplaza  a velocidad del orden de la luz y transporta energía que se manifiesta en efectos o fenómenos calóricos, químicos, luminosos, eléctricos, magnéticos, etc. El estado plásmico es el presente en las estrellas, la Vía Láctea y las reacciones termonucleares (donde la temperatura supera los cien millones de grados). Ese estado constituye el 99 % del Universo observado.

Algunos físicos famosos afirmaron que la materia no existe y que todo es energía. Para la física moderna, la materia inerte no existe: lo que parece estático, inmóvil es en realidad un conjunto de partículas en rapidísimo movimiento.

“En el cuerpo muerto, es cuando mayor actividad existe“, diría HPB. Una piedra observada a escala atómica es un complejo juego dinámico de acciones y reacciones. Para estudiar todos estos fenómenos hay que hacerlo con método, más allá de los prejuicios, sectarismo y autoritarismos intelectuales o cientificistas.

India

En el Oriente del Brahmanismo, de la Vedanta y de los Rishis, a la energía se la define como un principio; la identifican con el término “ Prana” y dicen sus filósofos que es uno de los principios fundamentales del Universo. Por lo tanto todas las manifestaciones energéticas pasan a ser subproductos de Prana. Hay gran cantidad de formas de energía que los filósofos vedantinos sintetizaron en lo que denominan Tatvas, que es la energía vibrando en el espacio. La luz, el aire, el fuego, el agua y la tierra, lo mismo que las vibraciones lumínicas, acústicas y radiantes son cualidades de los Tatvas (5 cualidades de la materia).

China A esta energía pránica hindú, el taoismo y el confucionismo en China la llaman Ki. En sus escuelas se enseñaba a manejar el Ki para gozar de buena salud física, emocional y mental y tener el espíritu libre para la función creativa.

Teosofía

Según Einstein, la materia es energía en estado potencial o latente y será cinética o de movimiento en el momento en que dicha energía sea liberada.

Por analogía, podríamos decir que los mandatos internos que todo ser humano tiene dentro de sí, son energía potencial que, al ser liberada por obra de su voluntad, se pone en movimiento y se concreta en una obra, en algo que produce efectos. Podemos decir, entonces, que toda idea es una energía potencial.

En toda emoción, en todo sentimiento, en todo impulso de amor u odio, de placer  o displacer, existe un aspecto energético.

"Como es arriba es abajo", en el Universo y en el ser humano el proceso es exactamente igual. Sin embargo, dicen los que saben que es más difícil trabajar con la energía humana que con la energía nuclear, debido a la complejidad del primer grupo.

Cada vez que estés por concretar una idea o un proyecto, frente a cada nuevo emprendimiento que encares... recuerda esas dos burbujas de energía que rodean e interactúan con nuestra Vía Láctea, reflexiona acerca de su función equilibradora y busca su analogía en tí.

Qué energías debes equilibrar para que ese proyecto condense lo mejor de tí, de esta manera estarás en armonía contigo mismo y con el Universo.

Y recuerda lo que enseña el Bhagavad Gita:

“se puede conseguir éxito cuando hay un propósito sostenido, una plena conciencia y un anhelo de bienestar".